Thursday, September 13, 2007

ingenuidad hambrienta!


La noche sacude su pereza, alistándose a custodiar en secreto la aventura intensa de sus amantes, ocultándolos del que dirán, cobija su amor clandestino entre cuatro paredes de alquiler... sus corazones, ocultos tras un maquillaje de apariencias, explotan de dicha, mientras el telediario grita con furia su cotideanidad sangrienta...

sintiendo hambre de calor/ hambre puta/ hambre de alegría/ hambre volátil/ hambre de infiernos/hambre candente/ hambre de vida/ hambre pecadora/ hambre de esperanza/ hambre arpía/ hambre de muerte/ hambre urgente/ hambre simplemente hambre...

sus pieles proscriptas se buscan sin tregua, ignorando el violento contenido de los titulares, van desgranando a mordidas intensas el ansia frenada por su robusta ausencia...

sintiendo hambre de calor/ hambre puta/ hambre de alegría/ hambre volátil/ hambre de infiernos/hambre candente/ hambre de vida/ hambre pecadora/ hambre de esperanza/ hambre arpía/ hambre de muerte/ hambre urgente/ hambre simplemente hambre...

Cegados por la pasión, omitiendo de su realidad las imágenes coaguladas de la urbana continuidad, tratan de calmar el hambre acoplándose a los acordes de su naturaleza muerta...

La noche entiende su hambre, comprende todos los tipos de hambre, y cercana a la luna los observa conmovida... ingenuos amantes! confiándose sus mieles y secretos, aún no aprenden que más allá de su amor, la realidad los acecha sin prisa...

3 comments:

Dragonfly said...

Ay amiga... me encanta cuando escribes y como escribes, siempre me trasmites muchas sensasiones a la piel y me dejas la cabeza pensando en cosas lindas.

Besos ;)

Carlos Paredes Leví said...

Tanto hambre los convirtió en caníbales....

Ma. Candela said...

Dragoncita: pues no se que decirte... creo que son tus emociones actuales las que encuentran tantas sensaciones en mis palabras, muchas gracias... :)

Carlos Paredes Levi: Canívales? Buena Característica... Alguien alguna vez me comentó que en Francia un japones se había comido a la mujer que le gustaba...
Es interesante el juego de la piel y sus escenarios cuando el todo por el todo está permitido... la censura cargada de prejuicios es sólo un fugaz pensamiento.

me olvidaba Tujes: Feliz Año...