Saturday, August 23, 2008

OBITUARIO



Con la muerte de Merlín, el pasado día 18 del presente mes, a consecuencia de un paro respiratorio derivado de la Microfilaria (parásitos en el corazón) se va un testigo privilegiado de los vaivenes de llantos y sonrisas de su dueña; Ma. Candela.


Flota el silencio en la casa, con la ausencia el ruido de sus patitas o sus ladridos en demanda de cariño y comida. Resta el consuelo de la felicidad compartida y haberle dado una buena vida, cuando sus comienzos apuntaban lo contrario. Al temprano fallecimiento de su padre, entre las fauces de un rottweiler, se sumó el hecho de que su condición de macho postergara su elección por los humanos, como si el azar o una casualidad de mayor calado determinara que fuera a parar a su nuevo hogar.



Merlín, nació el 25 de agosto de 1996, en Gral. Villamil, Playas, orilla distante en apenas 45 minutos de la ciudad de Guayaquil. Creció (lo que pudo), al desprecio del balanceado y con la glotonería por alimentos de amplio espectro; desde pollo asado hasta caramelos, pasando por aceitunas o queso.


Fue mimado con esmero y sufrió su primer amor imposible ante una huskie siberiana; hembra de ojos claros y patas largas que lo volvía loco. Sin amor se puede vivir pero no sin cariño y de esto andaba sobrado, así que acentuó aún más su carácter posesivo y territorial, mostrándose celoso con cualquiera que quisiera compartir las atenciones de Ma. Candela… el gran amor de su vida.


Su personalidad selectiva en las amistades, provocaba la antipatía de otros perros y en más de una ocasión estuvo a punto de perecer atacado por un pitbull. Con los humanos mantenía las distancias, por indiferencia más que nada; mas todo lo contrario ocurría con los gatos, los que le producían pánico.


A pesar de su diminuto tamaño, Merlín era un perro activo, feliz de compartir todo el tiempo que pudiera con su ama. Era común verlo acostado y altivo como una esfinge sobre la mesa o barra de algún bar, asistir silencioso a ver alguna película al cine, o viajar gustoso en carro, tumbado entre los parlantes y escuchando música mientras miraba el paisaje y detectaba perritas de buen ver.


De tanto en tanto, sentía la necesidad de hacerse una escapadita a la playa o a ponerse al cubierto de la sombra de algún árbol o simplemente pasear por las calles descubriendo nuevos olores que añadir a los ya conocidos.


Donde quiera que esté, allá en el cielo de los perros, seguro que dirige su mirada de agradecimiento con dirección a Guayaquil y lanza un par de ladridos cuando le parece bien. Aunque no lleguen a nuestros oídos, lo hacen al corazón de Ma. Candela.

* Lucas Merlín Salvador Dalí “Merlín”, perro chihuahua, nació el 25 de agosto de 1996 en Gral. Villamil, Playas y falleció el 18 de agosto de 2008 en el Barrio del Astillero (Guayaquil).

Este obituario fue escrito por Carlos Paredes Leví. Muchas gracias amigo por tus palabras y tienes mucha razón al afirmar: "sólo quien ha tenido uno se imagina cuánto dan a cambio de tan poco. Ojalá muchos les pudiéramos copiar". Tengo pocos amigos, pero cada uno tiene un lugar especial en mi vida. Gracias por compartir conmigo ese triste lunes su amor, su tiempo, sus abrazos. Gracias por no molestarse conmigo por importunar tan temprano en la madrugada (03:30/05:30 igual es madrugada)... Gracias por venir hasta Kill City solo para tomar en silencio mi mano, mientras lo enterrábamos bajo el jazmín ... Gracias por suspender la grabación del capítulo 1500 dejando a un lado la tremenda discusión que tendrías al volver al studio... Gracias Ticalocaloca por tu apoyo desde la ventana del mesenger... Gracias por la llamada intercontinental... Gracias por el café con tabaco que extendimos hasta la madrugada del día siguiente... Gracias por ser mis amigos y estar siempre conmigo de la forma particularmente única que tanto los distingue de la muchedumbre... Los llevo conmigo en cada latido de mi vida!

8 comments:

Ludovico said...

El perro con quien tenia una relación amor-odio, que, como todas esas, era puro amor.

NENANGEL said...

TE ACOMPAÑO DE TODO CORAZON, YO TAMBIEN TENGO PERRITOS 83) Y TENGO UNA Q YO DIGO ES PINSCHER PERO ES IGUALITA A MERLIN, Y ES MI COMPAÑIA INSEPARABLE, ME ACOMPAÑA A TODAS PARTES Y VA CONMIGO SIEMPRE Y ME IMAGINO EL VACIO TAN TENAZ Q DEBES SENTIR.
YO TE LEO TODOS LOS DIAS PERO POCA VECES ENTRO A SALUDAR PERO LA OCASION LO AMERITA...

Natyco said...

Hubiera querido tener las palabras y / o la actitud adecuada... no las tuve ni las tengo, solo puedo enviarte un abrazo y decirte q te quiero un monton gi.

Dragonfly said...

Bueno, solo me duele no haberlo conocido en persona, pero igual lo quise a la distancia.

besos ;)

Andrea said...

"Aquí reposan los restos de una criatura que fue bella sin vanidad, fuerte sin insolencia,
valiente sin ferocidad y tuvo todas las virtudes del hombre sin ninguno de sus defectos".

Lord Byron - Epitafio a su perro

Y pensar que me reconoció después de tantos años y nos despedimos por última vez...

Abrazo Cande!

Anonymous said...

Vengo cuando este ojo que todo vigila me lo permite y encuentro esto. Desde la orilla del triángulo bermudas te envio un abrazo inmenso que cruza la distancia del tiempo.

Quien diria lo diria, no resulto un highlander nuestro mago. Ahora me rio al recordar su descaro al mearse mi mochila siempre mirandome a la cara el condenado.

Yo doy fe de sus escapadas, sus parrandas, sus amores contigo y esa celosa mirada cuando te besaba.

Me entristese tanto esta noticia, hoy más que nunca quisiera volverme al centro del mundo para darte un beso en tus labios de fresa mi chica guayaquil.

Era un poco mio tambien ese Merlino. Era un poco nuestro el perro zorro maravilla.

Gran compañero Merlín. ¡Gran amigo!

Sonríe chica guayaquil! Y bailate un tangito dark con el recuerdo de mis Feliz Feliz alli te dejo un videillo por las buenas noches de maria candela http://www.youtube.com/watch?v=EHA77I8JLgg

Anonymous said...

ooooo que dificil es hacerte un mensajito mucha burocracia mucha burocracia yo que tenía ganas de hablarte pero tu ni me mirabas

el incienso aún arde en el mismo lugar chica guayaquil?

Sara said...

Merlín ha tenido una buena vida y una buena muerte. Se puede desear algo mas? Piensa eso cuando te ahogue su ausencia, cuando le eches de menos. Piensa q ahora está bien, en ese cielo de perros y humanos, porq no se puede separar a una persona de sus perros para la eternidad, y q allí te espera hasta q llegue tu hora de partir.
Un beso.