Thursday, February 12, 2009

¿ángeles o demonios?



Este descanso obligado no hay como desaprovecharlo me dijo Tito cuando lanzø sobre mi cama un montøn de dividis piratas. Algunos amigos se han puesto como de acuerdo para visitarme, quizás porque entienden cuanto me desespera estar encerrada en la casa con este estado inerte que sølo me genera una sensaciøn improductiva que me orilla al desespero.

Ayer estuvo por aquí la Flaca. ¿Cømo me pude enfermar con ella de visita en el país? Deberíamos estar aplanando las calles con nuestros respectivos lentes fotográficos, riéndonos de los piropos, descubriendo sabores cargados de muerte lenta, buscando libros de segunda mano en la Cachinería, tomándonos una biela mirando el río sin decir palabra al caer la tarde...

Igual vino a darme una mano con mi achacosa soledad y como en otras tantas tardes de nuestra lejana adolescencia decidimos distraernos con una película, mientras entreteníamos las mandíbulas con brownies, alfajores, pan de yuca y cola Tropical (¡PURO SABOR NACIONAL!)... (¡el que tenga el comercial Tropical con el tren llegando a Huigra por fa que me lo pase!)

Criaturas Celestestiales, "no todos los ángeles son inocentes". Es una película coescrita y dirigida por Peter Jackson. Es la primera que recuerdo cuando lo oigo nombrar, aunque quizás la trilogía de El Señor de los Anillos, sea por la que todo el mundo lo ubique...

Está basada en un parricidio ocurrido hace décadas en Nueva Zelanda.

Juliet & Pauline eran unas adolescentes inteligentes, solitarias, libres, con una imaginaciøn super fértil pero integrantes de familias estrictas, moralistas, llenas de secretos... quizás sus padres fueron incapaces de entender sin prejuicios y aceptar sin temor al que dirán la individualidad de sus hijas, pero esto es pura suposiciøn mia.

Este film lo he visto en tres distintas épocas de mi vida. Aún me produce escalofríos. Las imágenes surealistas, los diálogos, las situaciones, el desenlace de la historia genera en mi organismo reaciones vicerales.

Por un lado, el curuchupisto absurdo de los padres de Juliet, muy acorde a la doble moral de la década del cincuenta. Por otro, mi propia experiencia en torno a la intolerancia, los prejuicios, la autoridad paterna, la diversidad social, sexual y étnica.

Los cuestionamientos, propios y ajenos, en torno al comportamiento en público acorde a "las buenas costumbres" (¿según los valores morales impositivos de quién?).

La ausencia de diálogo y las intensas discusiones durante "mi edad del burro" con la autora de mis días y esa rebeldía innata que me impedía ejecutar sus ørdenes sølo porque ella así lo exigía.

Kate Winselt y Melanie Lynskey, interpretan asombrosamente a Juliet & Pauline, el desgaste psicoløgico al que estas actrices debieron someterse para construir estos personajes tan tormentosos debío ser abrumador. Efectivamente, el maquillaje y el vestuario aportan al realismo, mas son los gestos, expresiones, guiños e incluso los tonos de voz que cada actriz o actor aporta al personaje los que logran identificar al espectador con la trama.

La escena del descenlace es devastadora. El intercambio de gritos y miradas entre las chiquillas es realmente macabro. Un asesinato cargado de ingenuidad, identificado en el diario personal de Pauline como el evento más emocionante de su vida, porque jamás consideran las consecuencias de su plan para obtener la tan preciada libertad lejos del autoritarismo de sus padres. Más allá de las implicaciones legales del propio crimen están los factores que involucran la huida hacia un país extraño.

¿Me la volvería a ver? Definitivamente. Cada vez encuentro algún detalle, otro argumento... ellas son lo más lejano a un asesino nazi, por ejemplo, pero la misma sociedad que se hizo de la vista gorda cuando los judíos eran aislados en los gettos, las juzgø despiadadamente por su crimen sin analizar los aspectos sociales que las decidieron a cometerlo. Porque pocos podrían negar que el comportamiento de los seres humanos en situaciønes extremas es muy particular... exclusivo de cada situaciøn y jamás se podría comparar un asesinx con otrx porque todxs responden a estímulos distintos.

¿Se la recomendaría a mis amigos? Absolutamente... pero a todos les advierto que no tiene un final tipo Disney, ni el amor vence todas las barreras. Es cruda, violenta, injusta, macabra como la vida con la que nos toca luchar.

Es cierto que no todos los ángeles son inocentes, como no todos los demonios son maléficos... la diferencia radica en como aplicamos y ejecutamos nuestra libertad ajenos a aquel sentimiento de culpa que esta sociedad quiere inocularnos para obligarnos como a los corderos a una vida sin sentido.

Quizás este texto no es objetivo, porque está involucrada la admiraciøn que siento por una escritora talentosa de novelas negras, quién está muy relacionada a la historia que inspirø Criaturas Celestiales. Y sinceramente lo digo me gustaría conocerla, compartir un café y conversar sobre algunas de sus obras ambientadas en la Inglaterra de la Reina Victoria y su moral puritana e hipøcrita.



*Killing in the name of. Rage Against the machine.
Este es el grupo políticamente incorrecto de mi itunes. Quedan sus lyricas y melodías cargadas de adrenalina. Algunos aún los recordamos con ardor y disfrutamos sus canciones con furia guerrera.
Aaaa de paso, mira tú que interesante Barack Obama, subiø al estrado, jurø ante millones de seres humanos, pero la guerra continúa, las torturas en Guantánamo, Eguipto, aquí un largo etcétera se mantienen... será que el lider afroamericano podrá contra el establishment y sus intereses creados; quienes son los verdaderos propietarios del dinero que él tanto necesita para salvar la economía de su país en quiebra.

5 comments:

Dragonfly said...

Esa película no la había ni escuchado mencionar... al menos nola recuerdo... pero sé que me encantaría verla contigo y hacer pasar unas horas de tu terrible encierro.

Besos ;)

Carlos Paredes Leví said...

"No todos los ángles son inocentes". QUé gran razón ¡. Cuántos ángeles esconden su toxicidad debajo de una apariencia de inocencia ¡¡¡. Me viene a la mente una gran película de Billy Wilder: "Angel's face".
En fin, una cara de bondad, no es sinónimo de nada y mucho menos en estos tiempos de confusión, donde tantos depredadores se visten con pieles de cordero.
Un saludo, ingeniera.

Ma. Candela said...

Dragoncita:
gracias amiga el sentimiento es mutuo, se te quiere mucho y gracias por todos esos buenos deseos que siempre compartes conmigo a la distancia!

:)

Ma. Candela said...

Carlos:
Ouch!!! ¿Lo dice por mi mala cabeza para escoger compañía?
Toy sensible, muy sensible... No he visto la peli que comenta pero he oido muy buenos comentarios de ese director, creo que es paisano suyo...

Jajaja creo que hoy no saldremos a ahullarle a la luna...

un beso economista!

Ma. Candela said...

Ah, como posdata, la pantera le envía saludos... ja ja ja ja ja