Saturday, October 27, 2007

cómo inician las historias!


“No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma

no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios

no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana

y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.”*

Cómo inician las historias? Cómo se tejen los recuerdos? Cómo un encuentro clandestino puede transformarse en un hecho vitalmente significativo?

Esas y otras preguntas me hago a diario, siempre en silencio, mientras mi cuerpo en falsa ilusión camina hacia adelante, pero regresa al mismo lado…

Cómo en los diferentes caminos de la cotidianidad se cruzan las miradas sin razón aparente? Cómo al contacto casi casual aprehendes intensamente sobre la vida y sus múltiples realidades?

Por más de una hora y menos de un año un hombre con una profunda fe en el ser humano, compartió conmigo sólo una pequeña porción de los ideales que forman su vida, aún sin proponérselo se convirtió en el catalizador de una explosición tan vital como definitiva…

Más de una vez me pregunté porque malgastaba su tiempo con alguien como yo, qué cosas veía en mi que a simple vista pasaban desapercibidas, cuáles eran los motivos para ejemplificar otro método de razonamiento en alguien que en aspectos fundamentales era un caso perdido…

Mis cavileos no obtuvieron respuestas, los mantuve secretamente bajo llave, así como acostumbro hacer con mis sentimientos, porque su presencia todavía me inspira respeto…

Cada día implicaba aprendizaje, cuestionamiento, meditación, descubrimiento… y en con cada encuentro Yo, lo dejaba acercarse un poco más allá de la facha irreverente que me esconde de la gente…

Él ignoraba como sin intención iba derribando las barreras que suelo mantener para protegerme de los humanos, como cada día al calor de su contacto la máscara gélida se derretía a cuenta gotas, como su luz ampliaba peligrosamente una pequeña grieta que me mantenía oculta del exterior…

Sí, durante el viaje nació el afecto y se construyeron lazos, pero no podía ser de otra manera si la verdad franca fue nuestra bandera… las verdades a medias, las frases misteriosas, los juegos mentales, los chantajes engañosos los comentarios amelcochaditos se mantuvieron distantes… sólo el compromiso de ser cada uno tan transparente como es posible la vía de acceso a nuestras soledades…

Cómo pasa el tiempo… hoy, podríamos compartir un dulce café para celebrar lo bueno que es “estar despiertos”… podríamos incluso reírnos de los sustos y ahogos que nos provoca el constante uso de la nicotina humeante… podríamos…

No debería contarlo, no debería mencionarlo, no debería considerarlo, pero alguien me dijo: “los desengaños deben ser despertares y la verdad franca, nuestra bandera de lucha y victoria”…

Sí, pero no debo tocar a su puerta contradiciendo su expreso deseo de mantenerse distante de mi vida y todo lo que ella implica… “Para hacer un gran bien debes hacer un pequeño mal”, aún se dice entre las páginas del Mercader de Venecia…

Unas semanas atrás nuestra amistad fue sacrificada en beneficio de “su tranquilidad”, la balanza se inclinó del lado del miedo, y aunque estoy completamente en contra de esta decisión, hay algunos que prefieren no quemarse y morir viejos e inmunes a simplemente salvarse (para mayores detalles pinche aquí)…


*No te salves/Mario Benedetti/Poeta Uruguayo, gran Poeta!
* La ilustración es de mi amiga Lady T, "The Red String of Faith"

2 comments:

Carlos Paredes Leví said...

El miedo paralizante siempre nos deja clavados en el "lo que pudo haber sido". Yo siempre he sido m�s temerario.
Un saludo y no se haga tantas preguntas porque no va a encontrar respuesta. Cierto rabino del ghetto de Praga corr�a por las calles gritando "tengo una respuesta, tengo una respuesta...�qui�n tiene una pregunta?".
Y para finalizar, le recuerdo la que posiblemente es mi frase favorita y cuya autoria corresponde a Elie Wiesel:
"Si nuestros caminos se cruzaron es porque nuestro encuentro encierra un significado que nos desaf�a o se nos escapa".
Y ahora me voy a preparar un caf� que me entraron ganas.

Ma. Candela said...

Carlos: alguien hace poco en este blog escribió que el amor es de los temerarios, y tiene esa persona tienen todos sus dedos cargados de razón... las preguntas siempre las preguntas estimado... sin preguntas no ocurren los cambios...

Venga lo acompaño con ese café!

:)