Tuesday, October 9, 2007

Symphaty for the devil!


—Aún así, dime quién eres.

—Una parte de aquella fuerza que
siempre quiere el mal
y que siempre practica el bien.

"Fausto" de Goethe

"El maestro y Margarita", es la última víctima que descolgué de mi repisa de búhos, es el libro más divertido, entretenido, fantástico, satírico y complicado que he leído en los últimos tiempos... llegó hasta mi galaxia vía contrabando desde frickilandia en el triángulo de las Bermudas Caribeñas; mas debo confesar que no me ha costado nada devorarlo hasta las migajas, su argumento me cautivó hasta la médula, aunque en ciertos pasajes puede reconocer algunos ganchos y trucos usados hasta el abuso por la autora de Harry Potter, pero no soy Yo, quien gritará plagio acusando a la inglesa, pues en el mundo la fantasía está allí dispuesta a ser tomada por quien se atreva... la historia va más o menos así:

En un día cálido, Satán va de visita a Moscú con unos amigos. Conoce algunas personas, brinda un Baile de Gala, y entrega un mensaje... En un día cálido, un oficial del Imperio Romano interroga a un vagabundo acusado de traición. Por un momento piensa contratarlo como su bibliotecario, pero en vez de hacerlo lo condena a muerte... En un día cálido un hombre que sueña con viajar por el mundo escribe un libro y se interna en un hospital psiquiátrico... Y una mujer renuncia a todo por la posibilidad de recuperar a su amado...

Entre el argumento, los escenarios, las 3 historias contadas por este libro objeto que fue repasado por muchos ojos y manos antes de llegar a mi presente encontré un mordaz sentido del humor, una profundidad filosófica que obliga a la reflexión y un encuadre fantástico tan alucinante que incluso llegué a preguntarme por que absurda razón esta obra de Bulgákov, alejada completamente del realismo social, fue prohibida durante el gobierno de Stalin...

En ella encontré dos personajes tan cautivadores como seductores... uno es el gato Papot (cualquier similitud con el gato con botas es absurda ignorancia!), quien es un experto usuario del tranvía moscovita, además entabla conversaciones con los distinguidos rusos de 1930, pero sobretodo son sus sutiles bromas cargadas de crítica social las que le ganaron un lugar en mi memoria... el otro personaje? Nada más y nadie menos que el singular Diablo, quien camina a sus anchas por esa ciudad de 4 estaciones siempre tan simpático, tan singular, tan particular y pícaramente diablo volviendo loco a todo a Moscú con sus enredos... según la leyenda "Sympathy For The Devil" de los Rolling Stones está inspirada en este personaje...

La literatura rusa es una de las más profundas y complicadas, pues para leerla se requiere algo más que la leve experiencia cotidiana... son básicos algunos antecedentes relacionados a su historia... muy necesario estar familiarizados con su cultura, conozco más de uno que ha abandonado luego de un par de páginas algún título de este lejano país porque el nombre de sus personajes "es muy complicado"...

Aunque "El Maestro y Margarita", es sin duda una novela de culto para muchos, sencillamente la obra va más allá de la mera sátira (genial!) de la sociedad soviética, personalmente considero esta obra inconclusa, que luego fue editada por la esposa de Bulgákov con el fin de publicarla casi 20 años después de su muerte, como un intento formal de su autor de establecer cuan compleja es nuestra humanidad y que constante es el debate entre el bien y el mal...

Bulgákov es uno de los mejores autores y dramaturgos rusos, personalmente ubicaría a este autor dentro de la serie de grandes exponentes de la literatura rusa, con un talento comparable a Pushkin, Tolstoi o Dostoievsky... es un lástima que el programa de estudios de la gran mayoría de colegios o institutos olvide nombres como estos a la hora de programar las lecturas de sus alumnos y prefieran títulos ligeros, acartonados, sosos e intrascendentes como algunos que tuve la desventura de leer...

3 comments:

Dragonfly said...

Suena muy interesante... vere si lo encuentro en internet, para leerlo.

Besos :)

Carlos Paredes Leví said...

Parece que aparte de gustarle el buen café, le gusta también la buena literatura.....
Una combinación óptima cuando van de la mano. Por eso, a los giles les gusta todo templado, desde el café hasta los libros.

Ma. Candela said...

Dragoncita, yo prefiero la experiencia de tener un libro concreto entre mis manos, leer su historia entre sus páginas... imaginar la vida de aquellos que lo leyeron antes de mi... yo no me adapto a esos libros virtuales, pero entiendo que con estos problemas editoriales donde se privilegia los bestsellers sobre la calidad pues no hay otro recuerso para leer buena literatura que la que tu propones...
Suerte con la búsqueda... y si no lo encuentras, me dices que te lo envío!

Carlos: No parece, ES! A los giles no les gustan los libros, porque esos títulos perdidos entre la sección de autoayuda y la metafísica de bolsillo no pueden llamarse así...