Monday, October 29, 2007

ingenuidad e ilusiøn!


I hear babies cry... I watch them grow
They'll learn much more... than I'll never know
And I think to myself... what a wonderful world
Yes I think to myself...what a wonderful world

A Wonderful World/Louis Armstrong

Cómo una simple hoja de papel, nos puede transportar más allá de la agobiante rutina postmoderna que con frecuencia aniquila nuestras ganas de volar… Cómo usando nuestra gran imaginación podemos ser otra vez niños y ver el mundo con los ojos cargados de fantasía multicolor...

En estos días, muy discretamente está ocurriendo un festival de teatro experimental en mi ciudad, que al mismo tiempo también se está desarrollando en la capital de los ecuatorianos con mayor difusión y cobertura… El FITEQ o FITEG, según el lugar donde se efectúe, es una propuesta de teatro diferente que busca innovar constantemente los recursos escénicos con los que cuenta este género.

El sábado, mientras en un lugar cercano una multitud veía volver en stereo a un grupo argentino de rock latino, mis amigos y Yo, estábamos sentados entre el público de la sala experimental del Teatro Centro de Arte esperando ansiosos el inicio de "A Wonderful World", del dúo francés BP ZOOM.

Personalmente, no los había visto en escena, mas un querido Papá le otorgó las más altas calificaciones al espectáculo, los recomendó de tal forma que fue casi imposible negarnos la oportunidad de compartir su mágica experiencia... hoy, días después del show, no tengo ninguna duda del valor de este Maravilloso Mundo cargado de humor, sencillez, imaginación y frescura.

La obra comienza como un viaje al rededor del mundo en un globo de aire caliente, sin ningún tipo de exceso en la escenografía se presentan a escena usando una simple caja de cartón, obligando así al público (la gran mayoría adultos) a desempolvar su imaginación y desde este cielo trazado de nubes invisibles inicia su propuesta escénica mezclando curiosidad y respeto.

Durante este vuelo simulado de fantasía incluso llegué a sentir que mi jefe y su nieto matías, lorita y su karateca, mi amigo Daniel y su Poto, Iñaki y su pincesita se hubieran perdido algo como esto, quizás no se enteraron... imaginé lo mucho que a mis niñas o a los gemelos, les hubiera gustado pasear por París o New York e incluso sus sonrisas puras se colaron por mi mente cuando un gran avión planeó sobre mi cabeza...

Estos clowns con sus cómicas situaciones, nos transladaron a más de uno a aquellos días cargados de ingenuidad e ilusión, cuando un cartón o un avioncito de papel podía ser el mejor jugete del mundo y en él podíamos viajar a lugares lejanos, nos logran conmover con la genuina transparencia de su amistad, nos convocan expresiones cargadas de infantil asombro... todo casi sin hablar, sólo utilizando gestos, actitudes, poses o trucos... durante algo más de una hora la sensación de volar y flotar por el espacio fue una realidad, pues la fantasía no la venden en ningún lugar está en nuestro interior y únicamente tenemos que buscarla...

A Wonderful World, es algo más que una obra cómica para reírse hasta las lágrimas sin darle un lugar a la razón, cada actitud de los personajes, cada pieza musical elegida tiene un significado particular. BPZOOM, nos habla de envidia, sueños inalcanzables, generosidad, solidaridad y muchas otras cosas más que con la rutina de crecer vamos abandonando por el camino corriendo el riesgo de perdernos en el vacío...

5 comments:

Jolie said...

mujer de mujeres, haz tenido mucho que pensar estos días.

Feliz porque además de pensar ahora estes compartiendo (por escrito) todo esto con nosotros, conmigo, contigo.

:) un beso.

Cronista said...

A mi Poto de seguro le hubiese encantado. Ese es un buen expectador del teatro. A mí, ni se diga... pero será que avisas la próxima vez!!!

Saludos...

A cuatro días y las ñañaras empiezan a cundir...

Ernesto R. said...

mi niño de 10 años....el que vive en mi, que soy yo mismo jugando a que soy grande, te sonríe.
Volar, te da más ganas de volar... cantan unos trovadores... yo vivo con ansías de volar en un avión de papel desde que vi a BPZOOM. Cuando el avión voló por nuestras cabezas... (no lo dije esa noche =, mi niño tuvo deseos de llorar).
Uno tiene que ser tan grande para ser pequeño como un niño... y tener tanto valor para vivir pequeño y frágil como un niño... como un cristal. Desear, añorar... Se nos queda desde esa etapa infantil la espinita de no poder tocar el algodón del firmamento. Lo que conecta nuestra infancia con nosotros quizás sea ese anhelo inútil... un poeta de mi país escribía:

"oh, mi ensueño mi ensueño, vanamente me exaltas; oh el inútil empeño por subir donde subes; !estas alas tan cortas y esas nubes tan altas¡; ¡y estas alas queriendo conquistar esas nubes!"

Esa noche estuvimos tan cerca... Pobre Villena, el poeta tísico y rebelde... no pudo estar alli. Nosotros sí!

Ludovico said...

promesa que estare alli. tratando de entender el ,mundo a traves de la vision del mundo en los ojos del tro.

miss ya, se te piensa mucho

Ma. Candela said...

Jolie: mucho en que pensar... estoy encontrando las respuestas a la incógnita... gracias y saludos a Sad!

Cronista: Yo pensé que tú sabias! En serio... será para la próxima... :D Matías ya llega!!! Ya llega!!

Ernesto: cholito cubano, is only rock and roll, but I like it! Me lo dices a mi!!! Mágico fue vernos jugando con los aviones a la salida del teatro extendiendo un poco más allá la mágia jajaja disfrutando esa maña de adultos que es fumarse un tabaco! Si se te notaba como en tus alturas un niño quería salir a jugar... es que esa noche de luna llena fue mágica para todos... bien volada!

Ludo: Longito tú nos hiciste falta, pensamos mucho en ti... es que los aviones te habrían encantado... pero ya sabes si ves su nombre más allá del charco en la cartelera de algún teatro de variedades compra un boleto sin dudarlo!