Monday, May 18, 2009

...navaja desconfiada...



A veces me metía en un café

acompañado de mi soledad

y quería pensar y no pensaba

porque en la esquina del tumulto ajeno

me convocaba algún silencio simple

uno es tan único que no consigue

ser como otros y menos no sernos

levantamos y desmoronamos

con los recuerdos o con los despistes

mirarse adentro puede tener gracia

y también puede convertirse en duelo

nos conocemos tan precariamente

que respiramos y eso nos asombra

el corazón aporta sus latidos

y los sentimos con un ritmo ajeno

es cierto / me metía en un café

y los otros pasaban y pasaban

pero no me dejaban ni un vistazo

para que lo escondiera en mi guarida.*


Entre partida, aduana y arribo de terminal a terminal me sobra tiempo para cuestionarme al interior. Últimamente me descubro inconforme, incømoda e irascible. Estoy casi al borde de emplear una frase de cajøn, tan vacía como absurda: "descuida... no eres tú... soy Yo".
Observarlo esperándome en la orilla del frente junto a sus prejuicios de mujer tan solo me produce deseos de correr en direcciøn opuesta.
Soy incapaz de integrarme a su coyuntura de pareja...
Mis divagaciones seguramente dinamitarán su equilibrio y pese a todo me resulta doloroso herirlo con esta honestidad brutal como si empuñara una afilada navaja.
Pero, ¿Cømo construir utopías junto a quien el respeto y la solidaridad esquiva? luego continúo especulando: ¿Cømo permitirme calentar mi piel con aquel que de reciprocidad nada entiende? Ó ¿Cømo compartirle mi vida al hombre que ignora el cálido placer oculto en una taza de café?
Tiempo para que aprenda... prudencia, tino y paciencia es lo que me recomiendan... pero aunque lo intento con todas mis fuerzas algo en lo profundo desconfía y se rebela...



* en un café. Mario Benedetti.






No me nombres. Andres y Xavier Calamaro

2 comments:

LeX said...

Verch murió Benedetti...

Ahora solo yo podré defenderlos!

Tuchis said...

a mi no me gustar el cafe pa tomar pero si su aroma...
Me caes muy bien ya quisiera uno ser como tu
Saludos