Thursday, November 27, 2008

cobaya!

perderme en el olvido solitario
y echare por tierra todo un mundo creado
desde tiempos de Eva en un pozo sin fondo
siempre buscando una fuente
para poder respirar
Fuente Esperanza/Héroes del Silencio


me entristece comprobar que algunas personas creen que la mejor forma para lograr algo de mi, es emplear el engaño como método de persuasión. una mentira piadosa, aunque cargada de buenas intenciones, no deja de ser una mentira. quizás creyeron que si me decían la verdad yo declinaría la invitación. es muy probable que mi voz dijera no muchas gracias, pero yo habría tenido la opción, tal vez hoy andaba medio generosa y podría compartir mi tiempo con los medios sesos. me molesta ese tipo de trampitas camufladas. mi cerebro las interpreta como traición. definitivamente la gente (porque aunque nos una el accidente de un espermatozoide no dejan de ser solo gente y lo digo despectivamente) que se atreve a utilizar este tipo de artimañas no me conoce en lo absoluto y tampoco les interesa conocerme... la ignorancia es atrevida... luego porque dicen que mi conversación es ausente y sus pequeños dramitas cotidianos me son indiferentes... luego porque me niego a compartir la misma mesa... luego porque jamás contesto sus llamadas... luego porque no les participo de nada... luego porque declino cada invitación... BLABLABLAblablablabla cada quien cosecha lo que siembra y a mi me emputan las celadas. prefiero las cuentas claras y el chocolate espeso. me sentí como una cobaya indispuesta al sacrificio, pero arrieros somos y en el camino nos vemos... ¡mi madre siempre me dice la verdad, aunque escucharla me duela, y respeta mi voluntad aunque no la comparta! Creo que por eso, más que por otra cosa la respeto! Lástima que no pueda decir lo mismo de aquel que figura en mi cédula en el casillero apellido paterno...




no coments!

3 comments:

Anonymous said...

http://www.goear.com/listen.php?v=acf4e90

tu sabes quien

Carlos Paredes Leví said...

La ignorancia no sólo es atrevida, también es maligna...
Saludos

Ma. Candela said...

Carlos
mmmm por qué?

un saludo economista!