Friday, November 7, 2008

funky groove!

Antes de la media noche repiquetea mi móvil. ¿Nos tomamos un vinito? Pero claaaro, ¡Se nos está haciendo costumbre! Esa es la forma. Una manito de gato. Me cambio de ropa. Y con Chispita de una mano me embarco a la Casona. Recorro ocho minutos de calles centenarias. El auto se detiene frente a la fachada amarilla adornada con un portal de piedra. La Casona ligeramente iluminada se contonea sensualota con la melodía de Herbie Hancock y su Cantaloupe Island. Ufff esto es música comento mientras grabo un beso en su mejilla. Chispita se suelta de mi mamo y corre por el pasillo llamando a Teo, el minino juguetón. En la mesita de ratán una oscura botella de Merlot, pan francés, jamón serrano, queso de oveja en delgadas tajadas. ¿Cuatro copas? Y desde el rostro de un aceta una mueca me saluda. luego la voz de una hechicera me susurra: descorcha la botella que ya vamos tarde. Suelto una carcajada tan sonora que las caderonas figuras de cristal se acarician unas con otras. Esto se pinta como una de aquellas amanecidas históricas en las que tratamos de resolver el mundo. los acetatos meticulozamente organizados anhelantes esperan girar sobre el plato setentero del tocadiscos pioneer que brillando de alegría disfruta su onda protagónica. Lester Young, Coleman Hawkins, Duke Ellington, Miles Davis van vibrando cada uno en su trip. De todas hay una particular que me trastoca. compared to what?! suena justo cuando el debate nos incinera las opiniones sobre la crisis económica. Y llega la respuesta oportuna desde las voces de Donald Dean, Leroy Vinnegar, Benny Bailey, Eddie Harris. "They all tryin' to teach us what they think is right! Tryin' to make it real... compared to what? (Sock it to me)". casa, dama y chocolate a vaca es el ideal de felicidad que tratan de imponer. ignorando que una cosa es ser feliz invitándole la chupa y la droga a los panas, pero como empresaurio explotas canallamente a tus empleados incumpliendoles con su salario. muchos objetamos esa felicidad. hipotecar la vida por una casa en las afueras y automóvil importado no es sinónimo de alegría. luego seguiremos hablando del tema porque lo que el vino no entiende, el jazz lo resuelve...

2 comments:

Tuchis said...

Me encantan ese tipo de reuniones.. aunque prefiero el pinot
Saluditos

Ma. Candela said...

Tuchis:
esas reuniones son inolvidables... creo que reunirse con gente que amas y no vez hace tiempos es lo mejor del mundo...

saludos!