Friday, January 2, 2009

miel & vinagre


Nunca pido nada a cambio, eso es algo que he aprendido
Yo siempre te he dao los besos que tú nunca me has pedido
Y cuidar de las estrellas puede ser un buen castigo

Fito & Fitipaldis/Un buen castigo


Sin temor a equivocarme me encuentro en un lugar del pacífico observando el atardecer desde una hamaca roja con un mojito en la mano disfrutando de la trompeta de Louis Armstrong y la extraordinaria voz de Ella Fitzgerald.

Algunos dicen que nuestro destino ya está escrito, particularmente mi presente tengo que escribirlo Yo... aceptar que mis actos libres y voluntarios están controlados por un poder imaginario que conoce el final de mi último día está en contra de todos los ideales que propugno.

Estos tiempos efectivamente estuvieron llenos de tristeza, pero que sería de mis días felices sin ella. ¿Cømo podría apreciar las carcajadas, los abrazos, la compañía, los presentes si en mi camino dejara de cruzarme con el infortunio o la traiciøn?

Unos días nos toca tragar vinagre, pero otros nos reserva miel...

Pretenden vivir en un mundo sin maldad, lágrimas, riñas, errores es como intentar extirpar una parte significativa de la vida. Como aceptar que vivimos con sølo medio hemisferio cerebral encendido.

Aceptarme imperfecta fue el primer paso para aprender la mayor lecciøn que la vida nos reserva a sus portadores de sueños: "amar y dejarse amar es nuestro único fin".



*Un buen castigo. Fito & Fitipaldis.
Hoy desperté y esa canciøn sonaba por toda la casa, mientras mi hospedero preparaba un ceviche de pulpo... ¡Delicioso Amanecer!



**Los Portadores de Sueños son quienes "desde pequeños venían marcados por el amor detrás de su apariencia cotidiana guardaban la ternura y el sol de medianoche". Muy bien descritos en las bellas palabras de una mujer que aprecio y deseo conocer Gioconda Belli.

4 comments:

Tuchis said...

El sentido de la vida es saber como vas a tragar cada trago de vinagre y miel. Imaginate que solamente podrías tomar miel, que aburrido sería. Para mi los 2 tragos siempre serán necesario, muchas veces los tragos de vinagre te hacen desear y querer más la vida que los de miel.

Por otro lado ya no te voy a leer, últimamente posteas comidillas tan buenas jajaja

Saludos...

Carlos Paredes Leví said...

Esa sí que es una manera buena de comenzar el año.....mar, copa, buena música y relax.

La vida siempre es diferente, siempre otra cosa, por ello más vale intentar olvidar, archivar y esperar para ver lo que nos trae a continuación.

Un saludo, ingeniera.

Ma. Candela said...

tuchis:
Jajajajajajaja okey... vamos invitarlo a comer ceviche de camarones para que deje de imaginar... Qué rico!

Ma. Candela said...

Carlos:
Hay que tener paciencia... mucha paciencia y quizás "Un soplo de vida", este libro maravilloso de Clarice que estoy leyendo!

Dicen los reyes que van bajando que entre sus sacos me traen el libro de Marcelo desde Buenos Aires... Ojalá tanta maravilla contuninúe...

Un abrazo!